BPM Buenas Prácticas de Manufactura

Servicios

BPM Buenas Prácticas de Manufactura

BPM Buenas Prácticas De Manufactura

Las Buenas Prácticas de Manufactura son una herramienta básica para la obtención de productos seguros para el consumo humano, que se centralizan en la higiene y la forma de manipulación.

  • Son útiles para el diseño y funcionamiento de los establecimientos, y para el desarrollo de procesos y productos relacionados con la alimentación.
  • Contribuyen al aseguramiento de una producción de alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano.
  • Son indispensable para la aplicación del Sistema HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), de un programa de Gestión de Calidad Total (TQM) o de un Sistema de Calidad como ISO 9001.
  • Se asocian con el Control a través de inspecciones del establecimiento.

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) se aplican en todos los procesos de elaboración y manipulación de alimentos y son una herramienta fundamental para la obtención de productos inocuos. Constituyen un conjunto de principios básicos con el objetivo de garantizar que los productos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción y distribución.

Principales Requisitos
  • Ubicación de las Instalaciones
  • Estructura Física e Instalaciones
  • Distribución de ambientes y ubicación de equipos
  • Abastecimiento de agua, desagüe y eliminación de desechos
  • Higiene del personal, limpieza y desinfección de las instalaciones
  • Aspectos operativos
  • Materias primas, aditivos alimentarios y envases
  • Almacenamiento
  • Retiro de Producto
  • Transporte
Ejemplos de Acciones Prácticas a Implementar
  • Involucramiento Total de la Dirección dando seguimiento a los planes y programas generados, siendo la punta de lanza para la implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura.
  • Mejorar la Infraestructura de la organización a través de inspecciones periódicas, resolviendo tanto el equipamiento, como la propia edificación: paredes, pisos, luminarias, huecos, desagües, techos,.
  • Documentar planes y programas que mejoren la higiene tanto de los equipos, como del medio.
  • Involucramiento del personal para llevar a cabo las tareas y cumplimiento de las políticas
  • Plan de saneamiento básico que contemple las zonas a limpiar, métodos, responsables, utensilios y método de verificación.
  • Desarrollo de un Plan de Capacitación para el personal que incluya sus operaciones, manejo de productos químicos, control de plagas, y todos los programas desarrollados, de acuerdo a su intervención.
  • Sistema de trazabilidad y retiro de producto que permita la identificación de materias primas y hasta producto terminado.
  • Analíticas de agua potable, utilizada en proceso o para servicios de personal.
  • Monitoreo microbiológico de medio ambiente, personal, equipos, materias y productos, que validen los programas implementados.
Ventajas para la ORGANIZACIÓN
  • Mejorar los sistemas de calidad de la empresa.
  • Mejorar el proceso de producción.
  • Reducir los tiempos de ejecución de las actividades.
  • Establecer puntos críticos como cuellos de botella.
  • Mejorar la comunicación interna de la propia organización.
  • Ayudar al cumplimiento de las distintas legislaciones vigentes.
  • Restringir el acceso a la información: copias controladas, protección de datos, sistema de permisos.
  • Monitorización y trazabilidad de procesos.
  • Automatización de los procesos.
  • Optimizar los recursos de la organización.
  • Mayor alineación entre negocio y sistemas
Ventajas para LOS CLIENTES
  • Mejora las condiciones de higiene en los procesos
  • Mantiene una imagen de los productos y de la empresa
  • Estandariza la inocuidad en las operaciones
  • Garantiza una infraestructura apegada a las exigencias legales
  • Posibilidad de acceso a nuevos mercados
  • Apego del personal